Cuarentena Día#176 - Addenda

 “¿Cuántos hubieran preferido perder un año de escuela y conservar a sus abuelos?”

Notas finales



ADDENDA

Es marzo de 2023.

La pandemia parece superada finalmente.

Comienzan a conocerse los balances de sus efectos en los países.

Se trata en definitiva de balances de gestiones de los gobiernos.

En el caso de nuestro país los números confirman (por si hacía falta una vez más) que más allá de algunos tropiezos la gestión de la cuarentena y los cuidados han sido muy buenos, entre los mejores del mundo. Se actuó a tiempo, se consiguieron vacunas y se administraron correctamente, inclusive la decisión de recibir las vacunas Sputnik ha sido acertada y a término. Es probable que a posteriori los análisis distorsionen cuestiones del momento, por si cabe recordemos: se llegó al extremo de que una potencia le mejicaneara un avión con material simple (barbijos y respiradores) en un aeropuerto de Turquía a otro país menos poderoso. Así estaban las cosas.

Se puede buscar en el tuit de Ernesto Resnik la información que está saliendo ahora, los gráficos, algunas inferencias simples, comparación con países que no optaron por el aislamiento, que postergaron la vacunación, etc. Las tasas de muertes por sobre los valores normales estadísticos son elocuentes. Ahora sabemos que los niños y su tan defendida presencialidad fueron el vector principal del virus. Algo de esto ya he mencionado antes, por caso es lógico que alguien que no padece síntomas bien puede contagiar y aunque tenga signos leves no significa que no pueda ser peligroso (y lo ha sído) para otros de su entorno. Que se entienda: no se culpa a los pequeños pero se debió advertir el riesgo con mayor contundencia para que cada quien tomara las medidas que le parecieran mejor. ¿Cuántos hubieran preferido perder un año de escuela y conservar a sus abuelos?

Una vez más: nuestro país, aún con sus limitaciones, con las grandes cadenas de medios que en lugar de colaborar con las medidas las boicotearon cuando pudieron, con la oposición política absolutamente irresponsable, ajena a la salud y más centrada en sacar algún rédito de la crisis, con las redes sociales y los conspiracionistas, libertarios, terraplanistas y otra yerbas disidentes, se pudo hacer lo mejor a nuestro alcance.

Nadie estuvo a salvo, todos tuvimos bajas y se lamenta muchísimo por todos aquellos que han sufrido estos años pero eso no empaña que en líneas generales se actuó bien, se tomaron las medidas necesarias y a tiempo. Quedará en debate esta realidad palpable de lo hecho frente a los defensores de contrafácticos varios que dicen (a veces con argumentos y otras no) que se pudo hacer mejor.

En definitiva aquí estamos después del miedo digno de una novela de ficción que hemos vivido y que aún así no lo podemos creer pero que fundamentalmente no lo debemos olvidar.

Ixx, mar23



*-*


Comentarios

Entradas populares de este blog

Huevito de gallo

La misteriosa civilización de Çatal Hüyük

Yamanas, canoeros de Tierra del Fuego