Cuarentena Día 43 - Virus de este mundo

 La Guerra de los Mundos - El virus victorioso - La tortuga - Los corajudos - Los incrédulos - Los otros - Se quiebran las convicciones


“¡No estamos para semejante hazaña! Nos están pidiendo demasiado. Cincuenta días sin bares, sin teatros, sin gimnasio, distanciados de amigos, familiares y amantes, sin ir de shopping o a la cancha.”



Día cuarenta y tres


H.G.Wells ha dado mucho que hablar con su guerra de dos mundos y no hace mucho pudimos ver una remake de Hollywood con Tom Cruise a las corridas como de costumbre. Por si a alguien se le escapa o no conoce la historia va spoiler: la tierra sufre una invasión extraterrestre descomunal que es imposible repeler porque la diferencia de armamentos es enorme. Solo se puede huir pero resulta que de pronto comienzan  a detenerse y a morir a causa de virus terrestres. Vale decir que un microorganismo para el cual ya estamos adaptados toma desprevenidos a los alienígenas y acaba con ellos.

Qué notable similitud con el covid-19. ¡Cómo les cuesta a quienes instalaron un sistema económico egoísta y despersonalizado aceptar que como diria el Diego "se les escapó la tortuga"! 

Porque puestos a suponer que todo esto estaba en sus planes. ¿En verdad salen bien parados de esta mojada de oreja? ¿Qué capitalismo nos espera en el encierro?

Ixx, may20


Día cuarenta y cuatro


Gente en lugares públicos en todas partes. Pero de a poco. La consigna parece simple y clara pero puede más la desesperación por un poco de aire. Un poco más de algo siempre es una tentación. Allá van. Los corajudos, los incrédulos, los ignorantes, los desafiantes, los contreras, todos en fila, como patitos a la laguna van por las calles y las veredas, copan las plazas y las esquinas. No se puede creer. ¿No miran las noticias? Es difícil, vaya si es difícil pensar en otros y pensar en otro todo el tiempo es más difícil. Porque se usa barbijo, se higienizan las manos con jabón, y se limpia con lavandina para los demás, no solo para uno. ¡No estamos para semejante hazaña! Nos están pidiendo demasiado. Cincuenta días sin bares, sin teatros, sin gimnasio, distanciados de amigos, familiares y amantes, sin ir de shopping o a la cancha. Y el dinero se acaba y el trabajo es una amenaza latente…

Los nervios te destrozan. Que te vas a acordar de cuidar a los demás si ni tan siquiera podes estar seguro que vas a pasar esta crisis!

Ixx, may20


Comentarios

Entradas populares de este blog

Huevito de gallo

La misteriosa civilización de Çatal Hüyük

Yamanas, canoeros de Tierra del Fuego