Cuarentena Día#173 - Futuro

 “La salud pública parece estar en manos de imberbes que a duras penas entienden un texto y tenemos que lidiar con eso. El futuro ya no es lo que era. Paul Valery. Creo.”

Nuevos brotes - La cosa de la salud pública - 


Día #173

De nunca acabar. Un nuevo brote asoma y la gente no se da por enterada. Es cierto que los medios en sí mayoría disimulan la situación y que el ambiente es relajado. La cuarta dosis de vacunas está disponible a voluntad. Ya no hay campañas intensas que inviten a vacunarse y hay una creencia generalizada que no se trata más que de una gripe leve. Por otra parte sabemos que se realizan estudios porque se desconocen las secuelas que puede dejar el virus, desde el sistema respiratorio a lesiones cerebrales, claro que está en estudio pero es un alerta. También se habla de un brote de hepatitis rara, de un nuevo tipo que llega a menudo al punto de requerir trasplante de hígado. Como si no bastara el covid.

Sea como fuere es prácticamente una decisión personal vacunarse o no.

La salud pública parece estar en manos de imberbes que a duras penas entienden un texto y tenemos que lidiar con eso. El futuro ya no es lo que era. Paul Valery. Creo.

Ixx, may22


Día #174

Notas finales.

Como se habrá visto hasta el momento estas notas son días aislados, no correlativos.

De hecho entre el día 1 y el actual han pasado más de ochocientos días. No es un diario, sin duda, ni una crónica sino un acumulado de impresiones. Si sirven de algo…

1.El abrupto fin de la pandemia de la mano de una guerra singular entre Ucrania y Rusia.

2.En el mismo sentido, así como la guerra hace olvidar de golpe una pandemia global pero en retirada, sabemos por las impresiones acumuladas que la humanidad y las sociedades en particular tienden a borrar este tipo de experiencias de la memoria colectiva.

Digamos que luego del último pico de contagios de enero de 2022 y ya con cuatro dosis aplicadas a muchas personas el nivel de riesgo baja y bajan también las restricciones. Es una cuestión global, no sólo acá. Es curioso que tras los efectos realmente arrasadores de la pandemia/cuarentena se endilgue todo lo que ocurre a nivel económico solo al conflicto con Rusia que tiene consecuencias obviamente pero llega con un piso de condiciones muy bajo.

Acá no voy a hablar de la guerra sino de la memoria de esta peste que ya se está perdiendo en la bruma de los debates ideológicos y no faltan quienes la atribuyen a la mera manipulación sin observar las catástrofes que hemos vivido en cada región y que he comentado anteriormente. En fin. Que me gustaría de acá a unos años poder contar que hubo una pandemia, que los barbijos y las jeringas eran bienes escasos, que había quienes priorizaban salir a hacer ejercicio o quienes bebían sustancias “milagrosas” mientras otros se morían en soledad por un virus que sencillamente pasaba de una persona a otra por una acumulación de torpezas, descuidos e ignorancia. Se lo debemos al menos a la memoria de los que lograron atravesar con vida estos dos años últimos.

Es todo.

Adolfo Ligorria, julio de 2022 


#175

Epílogo

Esta semana casi al borde del comienzo del otoño en el hemisferio norte el presidente de los EEUU ha declarado oficialmente que la pandemia ha terminado. En consonancia el mismo día de la primavera, este 21 de septiembre en Argentina han anunciado que ya no será obligatorio el uso de barbijo.

Aún sicue habiendo casos de coronavirus o covid19 que causan en el país un promedio de 90 muertes semanales y que, supongo, deben ser cifras dentro de las estadísticas normales de desesos por gripes u otros contagios estacionales. Desconozco a qué tipo de población afecta pero entre la gente ha dejado de ser un tema de preocupación sino apenas un resabio histórico. Atrás quedan las cuarentenas interminables, los debates infructuosos y las hilachas de las relaciones que sin duda habrán cambiado para siempre, o al menos hasta que un manto de piedad interior nos haga perder nuevamente la memoria de una tragedia.

Quienes más, quienes menos, algo hemos dejado por el camino. De aquí en más nos sonará un alerta cada vez que un virus ocupe los titulares de los informativos.

En fin, acá estamos para contarlo.

Adolfo, Buenos Aires, septiembre de 2022.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Huevito de gallo

Lagoa Santa - el cráneo más antiguo de América

Yamanas, canoeros de Tierra del Fuego