Cuarentena Día 86 - Campañas

 “ha llegado el momento en que casi todos tenemos un conocido allegado con coronavirus y el relato de primera mano de como lo ha pasado.”

La gente sale - Vagabundos por los barrios - Allegados contagiados - Problemas de atención en hospitales - Saliendo de a poco - Campañas brutales - Más de lo mismo - 



Día ochenta y seis

Vuelve la gente a las calles. En Buenos Aires parece incontenible. Quieren correr, quieren pasear, quieren comprar. Salen con sus niños, en parejas, grupos de tres o cuatro amigos, todos llevan sus barbijos pero a la vez parecen demasiado confiados. Cuatro meses más tarde y con millones de casos en el mundo aún cuesta que todos se tomen en serio una situación que impacta tanto en nuestras vidas.

Otro tema. Aparecen varios vagabundos sin hogar por los barrios. Duermen en los umbrales, van rotando su ubicación a medida que son desplazados. Se los ve cargados de petates, los que deambulan suelen conservar un equipo mínimo de pertenencias que deberían abandonar para quedarse en un hogar refugio. Unos apilan envases vacios de vino en tetrabrick, otros pasan con carros de supermercado, hay quien conserva un perro de compañía. Es desolador máxime con el covid en las calles.

Ixx, jul20


Día ochenta y siete

Finalmente con varios miles de contagios diarios ha llegado el momento en que casi todos tenemos un conocido allegado con coronavirus y el relato de primera mano de como lo ha pasado. No suelen ser bellas historias, son duras y dolorosas, entonces no es una gripecita como inventaron algunos.

Y sabemos de jóvenes contagiados, y de niños, y de problemas de atención en sanatorios y hospitales, y sabemos de peleas entre vecinos porque no se respetan las normas de distanciamiento o no se da aviso prudencial para que el otro pueda ser más precavido. Detrás de estas rabietas hay una cuestión de falta de respeto porque la solidaridad se trata justamente de cuidar al otro sea cual sea mi idea del virus.

Digo entonces que llegó el punto que nos tiene que importar si un conocido se ha contagiado porque está cerca y hay que tomar medidas.

¿Seguiremos todos actuando con la misma displicencia?

Ixx, jul20


Día ochenta y ocho

Avisos. Las campañas publicitarias preventivas se endurecen en todo el mundo al ritmo del rebrote de casos de coronavirus. Mensajes fuertes apelan a la toma de conciencia especialmente de los jóvenes que de acuerdo con la OMS serían el principal factor de transmisión del  virus.

La brutalidad expresada en estas campañas es acorde a la preocupación de los estados por controlar cuanto antes el avance de la pandemia. El apuro va de la mano de la necesidad de abrir las economías cuanto antes. Por caso el turismo que hizo un enorme esfuerzo por adecuarse a la nueva normalidad se ve nuevamente paralizado por los condicionamientos que se imponen entre estados generando fricciones imprevistas.

No preguntamos en estas mismas notas tiempo atrás si la salida de esta crisis sería con más neoliberalismo descarnado o a través de un nuevo modelo colaborativo entre los países. Lo primero va ganando y ya lo vemos, todos perdemos.

Ixx, jul20


Comentarios

Entradas populares de este blog

Huevito de gallo

Lagoa Santa - el cráneo más antiguo de América

Yamanas, canoeros de Tierra del Fuego