Cuarentena Día 66, 67, 68, 69, 70 - Héroes

 “el PRO se opone a la cuarentena del gobierno peronista y manda a sus seguidores a la calle a morir o contagiar hasta la muerte a quien sea con tal de joderle la gobernabilidad a sus rivales.”

Chernobyl - Comunistas y gorilas - Contagiados de todos los colores - El Covid llega a los medios - Las nuevas medidas en los medios - Héroe de las maratones - Pastor y yo - 


Ixx, jun20


Día sesenta y seis

Veo Chernobyl, una serie donde los líderes del partido al saber que hubo un accidente deciden en primera instancia cerrar la ciudad muera quien muera (en realidad la expectativa era que mueran todos) para preservar el partido frente a las potencias enemigas.

En Buenos Aires treinta y cuatro años más tarde un partido opositor de derecha a la sazón el PRO se opone a la cuarentena del gobierno peronista y manda a sus seguidores a la calle a morir o contagiar hasta la muerte a quien sea con tal de joderle la gobernabilidad a sus rivales en una muestra del más extremo gorilismo que por supuesto sus más fieles adictos cumplen a pie juntillas saliendo a trotar por las calles de la ciudad en masa como corresponde.

El comunismo de un lado, la derecha argentina del otro nos dan una muestra práctica de cómo los extremos se tocan.

Ya sé que es un paralelismo caprichoso, ¿cuál  no lo es?  

ixx, jun20


Día sesenta y siete

Ya dije que la numeración es caprichosa. Sucede que a tres meses de cuarentena enferma un funcionario peronista y casi en simultáneo enferman varios funcionarios macristas y al toque un par de pseudo estrellas de TV de mediana fama. Como resultado a tanto vértigo que ni siquiera dio tiempo a los medios de regodearse en el lodo habitual de sus miserias sucede que descubren que están dentro de las líneas de contagios. Alerta! El virus viene por nosotros! y pánico de por medio descubren que deben aplicar un protocolo de prevención de contagio. Así los mismos que hasta ayer nomás se reunían ante las cámaras a hacer monerías en grupos sin distancias ni barbijos, ni nada y cual si fuera poco militaban el fin de la cuarentena, la salida de los espacios abiertos y el desprestigio de cuánto científico apoyara la medida de prevención se ven de pronto como ratas asustadas haciendo lo que no hicieron antes: van pocos a los estudios, hablan por videoconferencia, mantienen las distancias en los estudios…

Me pregunto cuántos de sus telespectadores cambiarán también el chip o si seguirán abrazados al discurso anterior. Allá ellos! El espectáculo debe continuar.

ixx, jun20 


Día sesenta y ocho

Maratón. La gesta del héroe y la historia para dar cuenta de la proeza. No habrá canciones que puedan abarcar la hazaña ni relato suficiente para la gloria que las futuras generaciones observarán con el secreto objetivo de imitar y de alcanzar. Abrirán las doradas puertas de tanhauser al victorioso que elevará su voz quebrada de emoción un domingo cualquiera. Un mensaje breve a sus amados seguidores tan solo: me hice dos maratones este finde! Lanzado al espacio web de las redes sociales.

Todos los héroes de la historia ruedan cuesta abajo por el hades.

Ixx, jun20


Día sesenta y nueve

No es verdad. No puedo creer que lo que estamos haciendo sea verdad. Uno enciende la tele y ve un desfile de irresponsables con carné que confunden a la gente. Y a la gente le gusta ser confundida! Confundime y llamame Marta! (Es algo antiguo, lo sé).

Pienso: qué fácil brota el fascismo y qué fácil aprende su semilla! Cuando nos cuentan la historia de los campos de concentración, las cámaras de gas, la tortura, solemos indignarnos y asombrarnos de aquel estado del ser humano que fue capaz de llegar a tanto. Sin embargo el que está a nuestro lado escuchando, mirando lo mismo está predispuesto en su interior a repetirlo. Es el mismo que cacerolea por Videla, el que habla de matar por la espalda, el que trata de cáncer a sus adversarios, el que les da cámara y micrófonos sin duda es su financista. Qué horror da esto y que miedo saber que esos seres horribles se nos cruzan, nos dicen buenos días y nos preguntan por nuestra familia…

Ixx, jun20


Día setenta

Pastor. Mi amigo fiel, mi compañero de caminatas en esta cuarentena. Una gran ayuda para tener una rutina, obligaciones y por qué no? un compromiso cotidiano.

Todos los días de esta cuarentena mantengo el horario de mañana y despierto a las seis cuarenta solo o con el llamado de Pastor que castañetea las orejas a la puerta de mi cuarto y funciona como despertador. A veces lo hago esperar unos minutos, para que baje la ansiedad y salimos indefectiblemente salvo que llueva mucho, si la lluvia es apenas molesta lo llevo con un abrigo que si bien no es impermeable al menos le mantiene el pelo seco y no emite olor (a perro mojado obvio!).

Hacemos tres paseos, el de la mañana, la siesta y la noche. Nos vienen bien a los dos. Bajar un poco a la calle, ver cómo sigue la gente, el tránsito, ayuda a mantenerse conectado. No es bueno dejar de salir de casa. Los días de otoño son algo tediosos porque al regresar hay que limpiarle las patitas con un paño jabonoso y luego desenvolverse de barbijo, abrigos, limpieza de calzados, lavado de manos… es la parte menos simpática de las salidas.

En las calles uno se encuentra con pocas personas temprano, unos cuantos a la siesta y a medida que avanza la reclusión y se relajan las costumbres hay más gente, menos tapabocas, mucho tránsito y esas cosas que se palpan en la vereda.

Para nadie es fácil, para unos será más difícil, es una suerte tener un compañero que nos alegra en cada ritual de paseo cotidiano.

IXX, jun20


Comentarios

Entradas populares de este blog

Huevito de gallo

La misteriosa civilización de Çatal Hüyük

Yamanas, canoeros de Tierra del Fuego