Cuarentena Día 83 - Occidente

 “Y resulta que los mismos que mandan a fabricar sus iPhone por un dólar están preocupados…”

Hegemonìa de occidente - El rol de China - La anticuarentena antiperonista - La lectura espejada en Europa - Demoliciòn mental - Fin de algunas cuarentenas - Restricciones al turismo - 


Día ochenta y tres

Economía mundo. Mientras el control hegemónico de la economía estuvo en manos de los EEUU y Europa el libre mercado, la competencia, la apertura eran el centro de sus prédicas a diestra y siniestra hasta que un día llegaron los chinos. Un país empobrecido con la mayor población del mundo resultaba una manzana tentadora y allá fueron los depredadores de occidente. Pero hete aquí que el país asiático se hizo mayor y tanto que hace crujir los cimientos de occidente (su hegemonía, bah!) y se pudre todo. Ahora resulta que son espías, competencia desleal, mano de obra barata, etc., etc. Si, por supuesto que todo eso. ¿Qué esperaban? Y resulta que los mismos que mandan a fabricar sus iPhone por un dólar están preocupados porque en casa les sale más caro. Recordemos que la mentada globalización es entre otras cosas ir a la busca de mano de obra barata. Todo esto durante la pandemia. Ja!

Ixx, jul20


Día ochenta y cuatro

Aryentinien. Con un gobierno peronista es todo cuesta arriba. Cuando se inició la cuarentena a los grandes comunicadores les pareció inoportuna a pesar de los estragos evidentes en España e Italia que ya se observaban a mediados de marzo. Se llegó a denostar a los políticos con cacerolazos para que bajen sus sueldos justo cuando se tenían que poner la crisis al hombro, Insólito. Pero la cosa sigue, al ver que en Europa comienzan a abrir acá piden abrir en momento que estábamos ingresando a los picos de contagios. Es decir, que como siempre nos espejamos en otras latitudes pero siempre mal. Se toma una parte cualquiera y se la compara con cualquier cosa. En lo personal creo que no es casual. Si la gente tiene un berenjenal en la cabeza es porque está sometida a una tarea de demolición intelectual constante y persistente. 

#CoacheadosPorlosMedios

Ixx, jul20


Día ochenta y cinco

Han pasado más de cuatro meses (ya expliqué que no importa el día del título) y la cuarentena sigue en Argentina, se reactiva en países que la habían finalizado como Alemania e Israel y genera desconcierto en otros porque aún no se ha logrado definir claramente el patrón de comportamiento del virus. Además  de no tener precedentes resulta que el bicho no tiene conducta, no tiene modales y hace lo que le place.

Bromas aparte, da la sensación que a menudo se improvisa para mostrar acción. 

Un rebrote en España provocó una reacción inesperada en su contra: varios países limitaron las visitas a sus playas y por si fuera poco los británicos que de allí regresen deberán quedar dos semanas en cuarentena. Así de sorpresivo alteró la industria del turismo y molestó mucho a los propios ingleses que no pueden pedir tantos días en sus trabajos.

Malestar o no, nos preguntamos si solo se trata de un tema de salubridad o hay algo más posbrexit, posnegación, razones económicas o quién sabe qué. Tal vez propaganda interna. El resultado es que los negocios se vuelven para atrás y nadie puede cantar victoria por de pronto.

Ixx, jul20




“ha llegado el momento en que casi todos tenemos un conocido allegado con coronavirus y el relato de primera mano de como lo ha pasado.”


La gente sale - Vagabundos por los barrios - Allegados contagiados - Problemas de atención en hospitales - Saliendo de a poco - Campañas brutales - Más de lo mismo - 



Día ochenta y seis

Vuelve la gente a las calles. En Buenos Aires parece incontenible. Quieren correr, quieren pasear, quieren comprar. Salen con sus niños, en parejas, grupos de tres o cuatro amigos, todos llevan sus barbijos pero a la vez parecen demasiado confiados. Cuatro meses más tarde y con millones de casos en el mundo aún cuesta que todos se tomen en serio una situación que impacta tanto en nuestras vidas.

Otro tema. Aparecen varios vagabundos sin hogar por los barrios. Duermen en los umbrales, van rotando su ubicación a medida que son desplazados. Se los ve cargados de petates, los que deambulan suelen conservar un equipo mínimo de pertenencias que deberían abandonar para quedarse en un hogar refugio. Unos apilan envases vacios de vino en tetrabrick, otros pasan con carros de supermercado, hay quien conserva un perro de compañía. Es desolador máxime con el covid en las calles.

Ixx, jul20


Día ochenta y siete

Finalmente con varios miles de contagios diarios ha llegado el momento en que casi todos tenemos un conocido allegado con coronavirus y el relato de primera mano de como lo ha pasado. No suelen ser bellas historias, son duras y dolorosas, entonces no es una gripecita como inventaron algunos.

Y sabemos de jóvenes contagiados, y de niños, y de problemas de atención en sanatorios y hospitales, y sabemos de peleas entre vecinos porque no se respetan las normas de distanciamiento o no se da aviso prudencial para que el otro pueda ser más precavido. Detrás de estas rabietas hay una cuestión de falta de respeto porque la solidaridad se trata justamente de cuidar al otro sea cual sea mi idea del virus.

Digo entonces que llegó el punto que nos tiene que importar si un conocido se ha contagiado porque está cerca y hay que tomar medidas.

¿Seguiremos todos actuando con la misma displicencia?

Ixx, jul20


Día ochenta y ocho

Avisos. Las campañas publicitarias preventivas se endurecen en todo el mundo al ritmo del rebrote de casos de coronavirus. Mensajes fuertes apelan a la toma de conciencia especialmente de los jóvenes que de acuerdo con la OMS serían el principal factor de transmisión del  virus.

La brutalidad expresada en estas campañas es acorde a la preocupación de los estados por controlar cuanto antes el avance de la pandemia. El apuro va de la mano de la necesidad de abrir las economías cuanto antes. Por caso el turismo que hizo un enorme esfuerzo por adecuarse a la nueva normalidad se ve nuevamente paralizado por los condicionamientos que se imponen entre estados generando fricciones imprevistas.

No preguntamos en estas mismas notas tiempo atrás si la salida de esta crisis sería con más neoliberalismo descarnado o a través de un nuevo modelo colaborativo entre los países. Lo primero va ganando y ya lo vemos, todos perdemos.

Ixx, jul20



“La principal economía del mundo que asumió a través de su presidente la bandera de la anti cuarentena, demuestra por estos días que negar la pandemia no habría sido tan efectivo sino justamente todo lo contrario.”


Suerte dispar de los anti - La caída de la economía yanqui - La suerte de Trump - El apuro por vacunar (ahora) - La gripe española - 



Día ochenta y nueve

Campañas miserables. En medio de la peor pandemia del siglo. Reitero: la peor pandemia del siglo! la oposición política argentina articulada a partir de los grandes medios de comunicación con el liderazgo extremo de la facción de la derecha más cercana al ex empresidente italiano de los argentinos enfatiza su propaganda anti-todo-lo-que-haga-el-gobierno azuzando a sus adictos a protestar por los medios a su alcance.

En el comienzo fueron aquellos cacerolazos para erosionar la imagen positiva y pedir la  baja de salarios de los cargos políticos, una curiosa austeridad luego de haber acompañado los morbosos aumentos del régimen macrista aún por encima de los valores inflacionarios. Como primera consecuencia esta campaña ruidosa ahogó los aplausos merecidos al personal de la salud que luego de confundirse se extinguió. 

Siguieron otros cacerolazos, y marchas para las fechas patrias o para defender los intereses de una multinacional acusada de corrupción y en contra de la reforma judicial y etc, etc, etc.

Como resultado la gente se aglomera en las calles y descree de la cuarentena. Sin ir más lejos se han visto titulares esta semana acusando de las caídas económicas a la pandemia pero en Argentina se culpa a la cuarentena, en otras: palabras al gobierno. 

La miseria no tiene límites.

Ixx, jul20


Día noventa 

EEUU en recesión. Cae 32,9% su economía.

La principal economía del mundo que asumió a través de su presidente la bandera de la anti cuarentena, demuestra por estos días que negar la pandemia no habría sido tan efectivo sino justamente todo lo contrario.

Se dijo hace meses que si se tomaba como ejemplo la gripe española en las ciudades norteamericanas afectadas, las que hicieron cuarentena perdieron menos en un primer momento pero a la larga las que si la hicieron se recuperaron más rápidamente y terminaron ganando. Lógicamente se desoyó aquel ejemplo y acá estamos. El blondo presidente empresario del gran país del norte negó todo lo que pudo la utilidad de la cuarentena, acusó a los chinos de contagiarlos y despreció el poder del virus covid19 y resulta que ahora con el diario del lunes apuesta todo a postergar las elecciones porque la caída no le sienta nada bien y sueña con tener cuanto antes la vacuna para la cual el estado colaboró con más de cien millones de dólares. Tal la urgencia.

Ixx, jul20


Comentarios

Entradas populares de este blog

Huevito de gallo

Lagoa Santa - el cráneo más antiguo de América

Yamanas, canoeros de Tierra del Fuego