Cuarentena Día 71, 72, 73, 74, 75, 76 - Estrategias

 “(...) es lo temporal que nos desenfoca (saber que esto es pasajero y no hay que acostumbrarse), por eso no es una nueva normalidad (todavía) sino un lapsus.”

La morbilidad en Brasil - El trabajo ordenador - La rutina - La vida planificada - La nueva normalidad como promesa - Masas de despidos por allá - Sin justicia por acá - 


Día setenta y uno

Brasil tiene picos de contagios crecientes. Pero curiosamente dicen que tiene mortalidad más baja que en tiempos normales. Este pasado junio hubo menos muertes que en 2019 aún con coronavirus. Menos muertes por neumonía y otras enfermedades estacionales explican esta baja. ¿Qué pasa entonces? ¿La vida habitual es tan miserable que el distanciamiento parcializado por el covid alcanza para mejorar cifras de terror?

No entiendo.

Tampoco entiendo las imágenes de largas hileras de tumbas en los cementerios de San Pablo por la pandemia. ¿Por qué las hacen si antes moría más gente!?

Como dije en otras entradas, cuando esto pase se sabrán detalles que hoy nos ocultan.

Ixx, ju20


Día setenta y dos

El trabajo ordenador. La cuarentena nos permite valorar cómo el trabajo nos da sentido, la manera en que se ordenan nuestras vidas en torno a las rutinas. Lo cotidiano se organiza sin saberlo a partir de nuestras necesidades de subsistencia que cada cual a su modo y en su lugar articula como un engranaje de reloj, las tareas se van escalonado unas detrás de las otras en un baile sincronizado que se repite cada día con algunas variantes inclusive previsibles. Alguna demora en el transporte, algún cambio de clima, un corte de luz se podrían decir que están dentro de lo previsto como también alguna jornada extraordinaria o una ausencia por enfermedad. Incluso el cambio de fin de semana es una parte más del mecanismo tanto que a su fin, vale decir, el lunes se vuelve a comenzar de acuerdo a lo esperado. 

¿Y qué pasa ahora? Pasa que toda esa seguidilla ordenada de acontecimientos se alteró sin antes haberse planificado. Estamos en casa todo el día, y aunque podamos poner horarios y armarnos un plan para esta etapa, hay algo de inestable en esto. Seguramente es lo temporal que nos desenfoca (saber que esto es pasajero y no hay que acostumbrarse), por eso no es una nueva normalidad (todavía) sino un lapsus. Extrañamos aquellos viejos engranajes y no vemos la hora de desprendernos de estos días de hastío. 

Va a pasar, seguro que va a pasar, pero que raro es extrañar aquel ritmo de locos que tanto nos fastidiaba!

Ixx, jul20


Día setenta y tres

El mundo está en llamas y acá estamos todos locos. En EEUU superan los cuarenta millones de despedidos y avizoran una crisis del sistema sanitario, además ya hay quienes prevén una crisis semejante a la de 1933 por sus dimensiones económicas y sociales. Acá se organizan marchas para defender una empresa que estafó al estado nacional con préstamos del Banco Nación que no puede devolver y a un periodista inescrupuloso que además de mentir reiteradamente ha violado la ley (puede ser cualquiera de los que hablan en nombre o al frente de los medios hegemónicos, no viene al caso quién).

¿No tenemos salvación?

Ixx, jul20



“Hoy el mundo es un enorme laboratorio y nos están estudiando en vivo.”


Vuelta del mamarracho - Hemisferios - Previsiones de pandemia - Diferentes estrategias - Crisis inusitada - ¿Una crisis sanitaria del capital? - El virus vuelve una y otra vez - 


Día setenta y cuatro

Un día volvió el mamarracho*, con discurso guionado y oportunismo medido para generar odio en sus adictos. En pocos días conocimos unas cuantas de sus habituales incongruencias emanadas de su verba gramínea que han ido desde preguntarse por el sistema de salud a plantear que los sistemas económicos y sanitarios del mundo ignoraron la diferencia estacional entre  hemisferio norte y hemisferio sur… ¿qué habrá querido decir?

*#ElGatoQueNosCagó

Ixx, jul20


Día setenta y cinco

Previsión. No queda duda que los países desarrollados ya habían hecho ejercicios con una posible pandemia y para ser más precisos con un coronavirus. También tenían informes de las medidas de prevención que debían tomar, los insumos que debían prever y los pasos que debían seguir. ¿Y qué hicieron?

Está a la vista que los países desarrollados eligieron estrategias diferentes con resultados diversos. Unos mejores/peores que otros, las valoraciones debieran considerarse a partir de los resultados esperados que en verdad no sabemos cuáles fueron.

"El mismo día en que el Presidente encomiaba la «incomparable superioridad científica y tecnológica» de los Estados Unidos, el New York Times le dedicaba una página a instrucciones sobre «Cómo coser una máscara (barbijo) en casa»." (L'encontre).

Como sea, podemos acompañar sin temor a equivocarnos (tanto) que luego de esta pandemia sobrevendrá una crisis sin precedentes en este siglo, y no me refiero a siglo XXI que apenas estrenamos sino a los últimos cien años. Una crisis, sin una guerra de por medio, lo cual solo se ha visto en estas décadas de la mano de los grandes movimientos de reacomodamiento del capital y no sería este el caso. 

¿No sería este el caso?

Ixx, jul20


Día setenta y seis

Pasan los meses y si bien hay un gran número de avances y certezas, también hay grandes dudas. El virus rebrota, muta, desaparece… cuando se empiezan a abrir ciudades y actividades, vuelve. Se dice que a pocas personas le vuelve a atacar una mutación y a otras les desaparecen los anticuerpos. Los científicos cierran muchas veces diciendo simplemente no sabemos. Hoy el mundo es un enorme laboratorio y nos están estudiando en vivo.

Ixx, jul20


Comentarios

Entradas populares de este blog

Huevito de gallo

Lagoa Santa - el cráneo más antiguo de América

Yamanas, canoeros de Tierra del Fuego