Alimentación: la pasta

Los fideos, encima de un bol de barro con forma de cono hallado boca abajo en un yacimiento al noroeste de China. / REUTERS


Sobre estas notas

A continuación una serie de notas en las cuales se replantea el origen de la famosa pasta. Atribuida a los italianos por su fuerte presencia en el mundo y por sus tradicional relación con las pastas en la cocina. Se difundió por muchos años que el arte de la pasta llegó a la península mediterranea de la mano del viajante Marco Polo quien la habría portado desde oriente al regresar de sus viajes. Luego se debatió esta idea y a partir del conocimiento previo del plato mucho antes de los mencionados viajes, se creyó que habría llegado de cercano oriente, es decir de los países árabes pero un descubrimiento arqueológico reciente sorprende con un hallazgo de entre 2400 y 4000 años en China de un plato de fideos muy bien conservados que llevan nuevamente al país asiático el mérito de haber dado origen a un majar aún presente en las mesas de todo el mundo.

IXX 2013


**

¿De dónde viene la pasta?
Miércoles 08 de Febrero de 2012
fuente: chequeado.com (consulta 16/03/2013)

Un artículo del New York Times termina con la disputa sobre el origen de los tallarines.

En una presentación de “La Enciclopedia de la Pasta”, el New York Times acaba con el mito de que la pasta italiana vendría de China.
“El libro termina con unos cuantos mitos. No se le ocurra mencionar la famosa creencia de que Marco Polo tuvo algo que ver en la historia de la pasta 'Ma no', dice Oretta Zanini De Vita, autora del libro. “Cuando Marco Polo volvió llevaban 200 años comiendo pasta en Italia.”
La pasta seca hecha de trigo duro se encontraba en Italia desde alrededor del 800 D.C. Fue difundida por los conquistadores musulmanes de Sicilia y ya en el siglo XII las repúblicas marítimas de Génova y Pisa vendían pasta seca.
‘Existe documentación que lo prueban, por si queda alguien que todavía cree que Marco Polo introdujo los fideos a Italia en 1296 cuando regresó a Venecia desde China’, escribe Zanini De Vita."
Oretta Zanini De Vita es una historiadora de la comida italiana.
Fuente: The New York Times - "Pasta"


**


"Pasta" el artículo de NYT
Overview
fuente: http://topics.nytimes.com/top/reference/timestopics/subjects/p/pasta/index.html?scp=3&sq=myths&st=cse

In its 300-odd pages, the “Encyclopedia of Pasta,” by Oretta Zanini De Vita (published by the University of California Press), ranges from abbotta pezziende, a short pasta that means “feed the beggar” in Abruzzo dialect, to the zumari of Puglia, a long pasta traditionally added to vegetable soups.
In between there are the corzetti of Liguria and Piedmont, the little stamped-out coins; pi fasacc of Lombardy, which look like little babies in a papoose; avemarie, which cook for as long as it takes to say a Hail Mary; and several dozen variations on macaroni and ravioli. Each illustrated entry lists ingredients, provenance and how the pasta is traditionally served.
The range of shapes shows that cooking “was a way of self-expression for women to show their creativity and imagination with little or no resources,” according to said Mona Talbott, the executive chef at the American Academy in Rome. She cited gnocchi ricci, or curly gnocchi, a specialty of Amatrice in Lazio, the city famous for spaghetti all’amatriciana, which are made by kneading together one dough made with flour and eggs, another made with flour, boiling water and salt.

Pasta Myths

The book explodes a few myths. Do not think of mentioning the popular belief that Marco Polo had a role in the history of pasta. “Ma no,” Ms. Zanini De Vita said. “When Marco Polo came back they had been eating pasta in Italy for 200 years!”
Instead, she notes in her encyclopedia, dried pasta made with durum wheat was found in Italy starting around A.D. 800. It was spread by the Muslim conquerors of Sicily, and by the 12th century the maritime republics of Genoa and Pisa marketed dried pasta.
“Documents exist to prove this, should there be anyone left — and it appears that there is — who still believes that Marco Polo introduced noodles into Italy in 1296 on his return to Venice from China,” she writes.

Pasta History

For centuries “pasta was a luxury, you ate it only inside vegetable soup,” Ms. Zanini DeVita said. In the southern Basilicata region it was eaten “once or twice a year: for Easter, Christmas and Carnival.” Flour was for the rich. “The poor wouldn’t even see it in paintings,” she said. Time and again in her research she was struck by “the poverty of Southern Italy — of all Italy but of the south in particular,” she added.
In a restaurant in Puglia, she once came across spaghetti di grano arso con le vongole, burnt-flour spaghetti with clams. It stems from the days when the poor would comb the threshing floor for crumbs left behind after milling, toasting what they found. “It has a slightly smoky flavor, and I have to say it goes very well with clams,” she said. “Now it’s a niche product. I suppose they make it by toasting the flour.”
The history of pasta is also the history of conquest. The orecchiette of Puglia, “little ears” that lovingly show their makers’ thumbprints, date back to the 13th-century domination of Southern Italy by the Angevins of France. “They resemble the crosets of Provence, which are still made in Piedmont with the same name,” she writes.


**


La pasta es de origen chino
02 de marzo de 2006 | 08:19 CET
fuente: http://www.directoalpaladar.com/otros/la-pasta-es-de-origen-chino


Gracias al descubrimiento por parte de unos arqueólogos de la Academia de Ciencias de Pekín, hablan con certeza de que el origen de la pasta es chino. Sin duda, la disputa que existía por el origen de la pasta por parte de algunos expertos argumentando que era de Italia o de Arabia, se ha acabado.
Los arqueólogos descubrieron en la región de Lajia, al noroeste del país y junto al río Amarillo, un pequeño bol enterrado en el barro que contenía unos fideos delgados y amarillos, con un espesor de tres milímetros y 50 centímetros de largo.
Estos fideos tienen nada menos que 4.000 años de antigüedad y se elaboraron con mijo. Hoy en día se siguen haciendo estos delicados fideos a mano en la zona de La-Mian, estirando la masa con la mano.
A la espera de nuevos descubrimientos, se deberá atribuir el honor de la invención de la pasta a los chinos.


**


La nota en el Pais:
Hallado en China el tazón de fideos más antiguo del mundo
Los fideos, delgados, amarillos y elaborados con mijo, tienen 4.000 años de antigüedad

Los italianos son conocidos por la calidad y variedad de su pasta y hasta ahora se pensaba que era originaria de Oriente Próximo, pero un grupo de científicos afirma en la revista británica Nature haber encontrado el más antiguo tazón de fideos conocido hasta ahora. Tiene 4.000 años y se hizo en China.

MÁS INFORMACIÓN
Descubierto en Israel el cultivo más antiguo del mundo
Científicos de la Academia de Ciencias de Pekín han descubierto en la región de Lajia, al noroeste del país y junto al río Amarillo, un pequeño bol enterrado en el barro en cuyo interior había fideos delgados y amarillos, de unos tres milímetros de espesor, 50 centímetros de largo y unos cuatro mil años de antigüedad. Este hallazgo parece demostrar, según el artículo publicado en Nature, que la pasta se originó en ese país y no en Italia o Arabia.
Hasta ahora, la referencia más antigua a la existencia de los fideos se encontraba en un libro escrito durante la dinastía de East Han en China, entre los años 25 y 220 antes de Cristo. Al margen de este escrito, otra teoría afirma que los fideos se inventaron en Oriente Próximo y fueron introducidos por los árabes en Italia durante la Edad Media. En todo caso, ésta es "la prueba empírica de fideos más temprana encontrada hasta el momento" señala el científico Houyan Lu, que lidera el grupo de investigadores de la Academia de Ciencias de Pekín.

Todavía hoy se hacen igual

Los delicados y finos fideos, elaborados con mijo, se parecen sorprendentemente a los que se siguen haciendo en la zona de La-Mian, a base de estirar la masa a mano. El lugar donde se encontraron los fideos fue, en opinión de los expertos, un asentamiento destruido hace 4.000 años a causa de un terrible terremoto y fuertes inundaciones.
"Encontramos el bol boca abajo y encajado en un bloque de barro entre marrón y amarillento", indican en Nature los arqueólogos. "Cuando levantamos el bol, encontramos los restos de fideos entre los sedimentos que contenía", añaden. Los científicos analizaron la composición de la pasta, examinando la forma y características del grano utilizado y comparándolo con los cereales actuales. Concluyeron que estaban hechos de mijo, un cereal originario de China, en lugar de la fécula de trigo que se utiliza actualmente. Según estudios precedentes, el trigo no llegó al noroeste de China, procedente de Asia Central, hasta hace aproximadamente 5.000 años.
"Evidencias arqueológicas sugieren que, aunque el trigo estaba presente en el noroeste de China hace entre 4.500 y 5.000 años, no fue común cultivarlo hasta mucho después", subraya Lu. "A diferencia de los fideos italianos y chinos de la actualidad, que se hacen con varios tipos de harina de trigo, los prehistóricos no muestran rastros de ese cereal o cebada", según los expertos. Así, parece claro que los agricultores chinos prehistóricos sabían aporrear y moler las duras semillas de mijo y mezclar su harina para hacer fideos. Probablemente, la masa era estirada a mano con mucho tiempo y paciencia hasta formar largos hilos, que luego se cocinaban en el agua hirviendo. "Este estudio establece, por primera vez, que la más antigua producción de fideos tuvo lugar en China", sentencia Lu.


**

En los artículos precedentes se consigna el sitio de origen de la información para ampliar en caso de interés.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Huevito de gallo

Lagoa Santa - el cráneo más antiguo de América

Yamanas, canoeros de Tierra del Fuego